¿Se puede tratar el vértigo?

A menudo muchos de nosotros, yo me incluyo, hemos sufrido algún mareo o todos nos ha dado vueltas. Esa sensación tan incómoda es más frecuente de lo que parece y puede deberse a muy diversas causas. En ocasiones puede deberse a un problema puntual, un mareo por una indisposición. Pero en otros casos, si este sentimiento es continuado o se presenta habitualmente, conviene hacer un diagnóstico. Más que nada porque puede que sea un síntoma de que algo está fallando.

Diferenciar entre vértigo y mareo

Antes que nada, es importante marcar una distinción entre lo que significa sufrir un mareo y tener vértigo. En el primero caso, se asocia con los mareos las sensaciones de desfallecimientos, aturdimiento y malestar. Por otro lado, el vértigo está relacionado con la sensación de movimiento de los objetos que te rodean, lo que suele provocar una pérdida del equilibrio.

Se suelen confundir, por eso se requiere normalmente de profesionales médicos que analicen cada caso en particular.

Qué hacer en el momento del mareo o vértigo

¿Qué hacer si tienes mareos o vértigos? A mí me aconsejaron una serie de ejercicios cuando comenté que en ocasiones sufría mareos repentinos. Los mismos que ahora voy a comentaros por si os sirvieran para aliviar la sensación durante los episodios de mareos o vértigos. Estos ejercicios se centran sobre todo en estar sentado y centrar la mirada sobre un objeto que tengas agarrado mientras lo empiezas a acercar. También puedes mantener la cabeza quieta y mover los brazos de un lado a otro siguiendo el movimiento con la mirada. Esto te ayudará.

De todas formas, acudir a un fisioterapeuta es la solución más eficiente para conseguir eliminar estos momentos incómodos. Ya que el vértigo está relacionado con los problemas en el oído interno, que también pueden estar asociados a otras patologías. Pero con la fisioterapia se aplican técnicas que permiten aliviar las crisis de mareos e incluso combatirlas para evitar que vuelvan a aparecer.

Cuidado en la carretera durante este invierno

Invierno, Navidad, diciembre, enero… el frío y las heladas ya están aquí. ¿Esto qué significa? Que hay que tener precaución en estos días, sobre todo en carretera. La operación retorno, o la vuelta a casa en estas fechas, si se le suma el frío, viento, lluvias, nevadas, humedad, la poca visibilidad… todos son factores que pueden provocar situaciones de riesgo. Y lo cuento porque yo he vivido de cerca alguno de estos momentos. ¿Cómo evitarlo? Eso es lo que quiere desarrollar en este artículo para conseguir concienciar un poco y reducir las noticias de sucesos y accidentes que por desgracia son habituales en estos días.

¿Por qué hablar de estos temas?

Porque sí, porque hace falta y es necesario que no solo los organismos oficiales y administraciones se encarguen de contar estas cuestiones. Y porque muchas veces no se tienen en cuenta ciertos riesgos que tomamos sin esa perspectiva clave para tener siempre el control.

Toda medida es necesaria y quien diga que no, no está siendo sincero. Una de ellas, si vas a conducir cualquier vehículo es tener todo a punto. Ya vayas a salir a carreteras, autovías o autopistas, así conduzcas por ciudad. Lo principal es que el coche, o moto, estén perfectamente para la conducción en condiciones adversas de frío. Esto significa hacer revisiones en el taller, y un buen mantenimiento, sobre todo si el vehículo está muy expuesto a la intemperie.

Revisiones de líquidos de freno, del motor, de los neumáticos para controlar su presión, o incluso del agua del parabrisas. Detalles que hay que tener en cuenta.

Conducción segura y protegida

Ya si además tienes que salir de la ciudad, qué menos que reforzar aún más estas revisiones. Y no solo eso, sino favorecer una conducción responsable, respetando los límites de seguridad y no interfiriendo en el tráfico. Mención especial para las motos, que aparte de vigilar los límites, también es conveniente disponer de una ropa preparada para el frío. Y en el caso de que tu moto no esté 100% lista, es mejor utilizar un remolque para moto y así al menos aseguras un viaje mucho más tranquilo.

Prendas para la montaña que no pueden faltarte

Se acerca la temporada de nieve, la época en la que una gran parte de la población pasa sus vacaciones en la montaña. Donde se crean ambientes y vistas totalmente increíbles. El invierno, la navidad y la temporada de montaña se unen y hay que estar bien preparado. Tanto si se va a esquiar como si se pretende simplemente pasar unos días lejos del bullicio de la gran ciudad.

Tanto para unos, como para otros, te va a venir bien tomar estos consejos para que no se te olvide ninguna prenda de ropa que luego eches en falta. Para ello, hemos aglutinado un glosario de prendas de ropa de montaña que puedes adquirir a un precio ajustado y que son de gran calidad.

Botas de montaña

Calzado cómodo y que no deje penetrar el agua. Algo muy necesario si pretendes, sobre todo, hacer alguna ruta de senderismo o dar algún paseo por zona de nieve. Una bota bien ajustada, con un par de calcetines gruesos y largos son la pareja perfecta para llegar con los pies sanos y salvos a casa.

Chaquetas y abrigos

Las chaquetas y los abrigos son el acompañamiento perfecto. Tanto para tener menos frío, como para evitar que el agua y la humedad se peguen al cuerpo. Los hay más largos, o ajustados, de diferentes modelos y colores, pero preocúpate de que sean impermeables y abriguen bien por dentro. Para ello, unas chaquetas y abrigos estilo hippie de goretex son la opción perfecta.

Camisetas térmicas

Una buena colección de camisetas térmicas y sudaderas de algodón nunca vienen mal para este tipo de aventuras en la montaña. Así podrás mantener el calor en el cuerpo por más tiempo.

Pantalones impermeables

Igual de necesario es abrigarse el torso, como las piernas. De ahí que unas mallas, con unos pantalones impermeables y los calcetines largos sean tan efectivos para estos casos.

Complementos y refuerzos

Para completar el equipaje, una buena selección de bufandas, gorros, bragas, pañuelos o guantes se convierten en el complemento ideal para disfrutar de unos días en la nieve

Cómo mejorar el rendimiento empresarial en los últimos meses del año

Llegados a este punto, es un buen momento para recapacitar y reflexionar acerca de todos los trabajos y objetivos planteados para este año. ¿Se han cumplido? ¿Se ha logrado mejorar las expectativas? ¿Ha habido un crecimiento en cuanto al rendimiento y productividad? Un balance de cómo ha sido la gestión de este año y cómo se han repartido las tareas. Se trata de un periodo muy habitual en cualquier empresa y que conlleva de un proceso de análisis para determinar cuáles son los aspectos que se deben mejorar y cuáles han sido beneficiosos para el devenir de la compañía, y de los propios trabajadores.

Balance y análisis

Lo mejor en estos casos es tirar de comparativa. ¿Cómo se puede hacer esto? Pues simplemente viendo cuáles eran los objetivos iniciales a comienzos de año, y compararlos con cómo se encuentra la empresa a tan solo unas semanas del cierre del año. De esta forma se puede tener una serie de datos reales sobre si la productividad ha sido eficiente o en qué puntos o proyectos merece la pena hacer más hincapié.

Posibles errores y soluciones

Muchas veces, me atrevería a decir que en la mayoría de casos, gran parte de la culpa de una baja eficiencia en el trabajo la tiene la gestión. Sí que es cierto que la motivación, el cómo concienciar y mantener a los trabajadores activos son aspectos muy valorados y que tienen mucho que ver. Pero sin duda, la gestión y dirección de los proyectos y clientes supone una labor principal en cualquier empresa, despacho, oficina, o zona de trabajo personal.

Expuesta una de las claves, ¿cómo revertir la situación? Hay nociones de liderazgo que conviene tener presente, pero también hay que apoyarse en los diferentes departamentos y empleados.

Una forma sencilla de llevar esto a cabo es usando ciertas herramientas que ayuden a manejar los tiempos y las prioridades en el trabajo. Ya que esto implica el que a veces se acabe, o no, en el tiempo estimado. Algunos artículos para planificar proyectos que mejor rendimiento dan y más fáciles de usar son en estos casos son las pizarras o los plannings metálicos para colgar en la pared. Una guía de primera mano para llevar cada proyecto paso a paso, cerrando etapas y fases hasta culminarlos en el tiempo disponible para ello, sin que queden relegados a un segundo plano.

Cómo la fisioterapia puede ayudar a pacientes con problemas mentales

Para esta ocasión quiero volver a incidir en el trabajo que hacen los profesionales del sector de la salud para mejorar la calidad de vida y bienestar de todo aquel que lo necesita. Es por eso que quiero hablar de cómo es posible poder ayudar a pacientes con problemas mentales con fisioterapia.

De todos es sabido que la fisioterapia es capaz de ayudar en gran medida en muchos casos. Los pacientes suelen acudir a estos centros, en gran medida, para fortalecer algún músculo o rehabilitar su cuerpo después de algún trauma físico, accidente o lesión. Es algo normal de lo que estamos acostumbrados a ver, y seguramente muchos hayamos pasado por las manos y medios de algún fisio, por pura probabilidad. Ahora bien, lo que quizás no muchos sepan es que con la fisioterapia también se puede rehabilitar, o por lo menos ayudar a aquellas personas que sufren algún problema mental.

Medidas en las que la fisioterapia puede ayudar

Cuando hablamos de pacientes con problemas mentales nos referimos a problemas de tipo: depresión, trastornos de la alimentación, ansiedad, estrés, alteraciones de la personalidad… Cualquiera susceptible de generar un conflicto interno en la persona para impedirle tener una vida corriente.

Y es que desde hace ya unos años, el gremio de los fisioterapeutas se está formando cada día más y mejor en poder dar respuestas y acompañar a este tipo de pacientes que sufren esta enfermedad mental. Esta disciplina realmente se encarga de mejorar la calidad de vida de la persona, tanto para patologías que afecten al cuerpo como para las mentales. Así lo han hecho saber científicos en numerosos estudios que se han desarrollado.

Trabajar cuerpo y mente

Son dos conceptos individuales pero que se alimentan uno de otro. Es por eso que el trabajo con actividad física para mover el cuerpo, también repercute en el estado mental. El ejercicio físico, por tanto, ofrece un alto porcentaje de beneficio para tratar estas afecciones como la depresión, pérdida de apetito, insominio o similares.

Cómo enfrentarse a la llegada del frío

¡Pues sí! Toca dar algunos consejos para la llegada de la temporada de frío. Estamos en octubre y pese a que no estamos inmersos de pleno en el invierno, sí que podemos poner ya medidas para resistir a las oleadas de frío y, además, poder mantener la factura de la calefacción en un equilibrio económico.

Es mejor estar prevenido que poder acusar luego el frío cuando estamos recién llegados a casa. De ahí que sea tan importante contar con ciertos aparatos que permitan mantener las habitaciones y la vivienda en un ambiente más cálido, acogedor y cómodo. Siempre sin pasarse, tanto de dinero, como de calor, ya que se recomienda mantener una sala no más de a 21 o 23 grados centígrados, una temperatura suficiente para estar a gusto, pese a la temperatura corporal de cada uno.

Qué podemos hacer

Y a la pregunta de ‘qué podemos hacer’, en referencia a mantener una temperatura agradable y no pasarse de un gran presupuesto en calefacción existen varias alternativas. En la mayoría de casas, todas ellas cuentan con caldera, la mayoría de ellas con calderas de gas, lo que supone un gasto acumulado cada vez que se requiere de agua caliente y que cada vez asciende a un precio mayor por la inflación de este combustible.

Como alternativa a esta fuente de calor, existen otra serie de modelos orientados mucho más en favorecer un menor gasto en este apartado. Lo que pasa es que se trata de una opción no tan conocida y asentada como las ya comentadas. En este caso hablo de las calderas de biomasa. Un tipo de calderas que ceden toda su potencia en el uso de combustibles de biomasa, mucho más baratos e incluso eficientes. Ahora mismo el mercado está abierto a este tipo de oportunidades y yo, personalmente, suele recomendarlas o al menos presentarlas para que el que está dispuesto a cambiar de caldera pueda conocer las ventajas de este perfil.

Cómo empezar en el mundo del bricolaje

El bricolaje se ha convertido casi en un estilo de vida para muchas personas. Un hobbie, o en otros casos un reto para poder empezar proyectos propios que cumplan una función determinada. Ya sea para crear espacios totalmente personalizados, como para remodelar y restaurar muebles, o como forma de entretenimiento. Muchos son los objetivos iniciales, pero para ello es necesario contar con todo lo necesario para ponerse a ello. Yo voy a contar como empecé en este mundillo y por qué me gusta tanto.

Mi experiencia con el bricolaje

Este artículo no es para convenceros de que el bricolaje es una gran opción, simplemente quiero contar cómo me ha ido a mí en estos años que he ido realizando algún que otro proyecto y cómo me he preparado para ello. Para aquellos que quieran iniciarse, lo que no hay que tener en miedo a equivocarse. Si bien, empezar con un proyecto grande desde el principio quizás es algo prematuro, yo recomiendo ir poco a poco, de menos a más.

Yo empecé tapizando algunos muebles, pintando alguna que otra cómoda o silla, practicando con objetos de decoración… y de ahí pude pasar a retos más grandes como los que puedo realizar hoy en día. Pero para ello, la experiencia es un grado, y también las ganas y los materiales y herramientas, y el espacio, del que dispongas, y eso es lo que quiero resaltar ahora.

Cómo prepararse

Yo aconsejo siempre que alguien me pregunta que tengan muy presente el objetivo y el proyecto que se quiere hacer. Aunque se tenga experiencia yo prefiero ser cauta, y por ello lo que suelo hacer es informarme antes, y mucho. Leo artículos, veo tutoriales y vídeos y me hago mi idea previa, con lista incluida, de todo lo que necesito. Qué tipo de material comprar, cuánta cantidad, y que no se te olvide comprar herramientas de bricolaje si es que no tienes ninguna. Tanto las más habituales, como aquellas precisas para cada caso. Puedes comprar herramientas online a buen precio, o acercarte a la ferretería más cercana y preguntar. Otro consejo que doy es que dispongas de un espacio preparado, o al menos un rincón donde poder trabajar a gusto.

Cómo la decoración influye en tu personalidad

La decoración del hogar puede llegar a ser muy beneficiosa para uno mismo. Se trata de una forma de externalizar nuestro carácter y personalidad para convertir un espacio en el que pasamos gran parte del tiempo en un área donde sentirse a gusto y con una gran cantidad de estímulos. Dependiendo de las personas se tendrá en cuenta unas convicciones y estilos u otros. Habrá gente a la que le interese la decoración étnica y hippie, y otros más la cargada y barroca. Están los sencillos, los que prefieren un atractivo industrial, los más tradicionales, modernos…

Cómo nos afecta una decoración acertada

Lo más importante, sin duda alguna, es que el estilo de una casa te guste a ti. Que sea con el que te sientes conforme y en paz. De esta forma se potenciará el estado de felicidad cada vez que entres en el hogar. La calidad de vida en este caso también es importante, que dispongas de todo lo necesario para garantizar tu comodidad y facilite las tareas del día a día.

En lo que respecta a su faceta más estética, hay que abordar este tema desde el prisma personal de cada uno. Ya que lo imprescindible es que, para ti, sea lo que estabas buscando. Que te produzca ese deseo de llegar a casa y descansar. Además, otra de las cuestiones a tener en cuenta está estrechamente relacionada con crear unos espacios creativos y que sirvan de estímulo en el transcurrir de los días.

Qué decoración elijo

Llegados a este punto es conveniente saber y conocer verdaderamente tus gustos. Por ejemplo, en el caso de que seas un apasionado/a de los viajes. Aquí tienes una gran posibilidad para poder demostrar tu hobbie con una decoración centrada en artículos de artesanía étnicos de diferentes países como la India, Latinoamérica o Tailandia.

Los artículos de decoración hippie también otra opción en gran tendencia hoy en día. Sobre todo con espacios luminosos, donde entre mucha luz del sol, y que transmita esa serenidad típica de los momentos de meditación. Los hay de corte más tradicional o incluso minimalistas, dependiendo del estilo de cada uno.

La manera más rápida de recoger las piedras del campo

Durante este verano he podido volver al pueblo con parte de mi familia. Un remanso de tranquilidad y serenidad lejos del bullicio de la ciudad que de vez en cuando merece la pena disfrutar. Pero no acaba todo ahí ya que también tuve que ayudar a mis primos y tíos con el trabajo en el campo. Ahí descubrí y me interese por cómo se trabaja cada terreno y los detalles que hay que tener en cuenta, como la manera en la que retiraban las piedras y terruños que se forman en la parte superior de la tierra.

Máquinas para quitar piedras

Me enseñaron las máquinas, herramientas y remolques que suelen utilizar en sus jornadas de trabajo. La verdad es que no me quedé con todas ellas ni mucho menos, pero sí que me dio tiempo a ver cómo trabajaban con un apero que me llamó la atención: la despedregadora. Tuve la oportunidad de montarme en el tractor para arrastrar esta máquina y pude ver en primera persona todo el trabajo que conlleva.

Si tuviera que describir a esta despedregada sería como un rastrillo de gran tamaño, con dientes en sierra de acero y muy resistente. Esta sería la definición que más se acercaría. Me contaron que se suele usar para quitar las piedras que se quedan en la superficie y que impiden que se filtre el agua correctamente y crezcan las plantas como es debido.

Cómo funciona

El modelo que estuve manejando venía acompañado de una especie de depósito o tanque sobre el que se dejaban caer las piedras. Pasábamos por el camino, arrastrando el remolque y cuando estaba suficientemente lleno se colocaba en posición vertical y se dejaban caer las piedras más grandes a esta reserva, mientras que la arena volvía a caer al suelo.

Existen otros diseños que no cuentan con este depósito para dejar las piedras y lo que suelen hacer es arrastrarlas hasta un punto apartado. Esta se puede usar también para despejar caminos de tierra empedrados y dejarlos mejor preparados para los senderistas o caminantes.

Precaución con el calor y el deporte en verano

Ya que estamos en verano, vuelvo con otro artículo referente a esta estación del año. Una época estival que tiene tanto detractores como personas amantes del calor y las escapadas con rayos del sol. Ahora bien, antes de ponerse a hacer cualquier actividad es conveniente tomar una serie de medidas previas para evitar imprevistos innecesarios. Es por eso que vamos a ver qué acciones podemos hacer previas para no sufrir golpes de calor ni lesiones en la rutina de actividad y deporte cotidiano.

Qué deportes hacer en verano

Durante estos meses de vacaciones y de temperaturas, en principio más agradables para el deporte al aire libre, hay muchas personas que se animan a hacer más deportes. Hay diversas disciplinas entre las que poder elegir. Desde el running, ciclismo, escalada, o sobre todo natación, entre otras muchas actividades.

Factores previos a tener en cuenta antes de hacer deporte al sol

Es importante analizar y tomar algunas medidas antes de salir al sol a exponerse a una actividad que requiera de intensidad. Estos son algunos de los puntos verdaderamente importantes que debes cuidar en estas fechas.

El primero de ellos es la hora. No es recomendable salir a correr, por ejemplo, por los parques de ciudades como Madrid con una gran intensidad de sol en horas como de 12:00 a 16:00. Son las horas donde más golpea el sol, por lo que si puedes, es mejor elegir o las horas más tempranas, o ya por la noche.

Pese a lo que pueda parecer, también es importante tanto calentar como estirar. Pese al calor que hace hay que estimular previamente el músculo para no acabar con problemas que deriven con visitas a una clínica de fisioterapia en Madrid.

Aunque alguna visita a un fisio o algún osteópata antes de iniciar una actividad seria también es importante.

Ropa cómoda ante todo

Otro factor interesante es la comodidad a la hora de hacer deporte. Utilizar siempre ropa cómoda, que sea transpirable y fresca. Tampoco debe faltar un buen protector solar y refrigeración como una botella de agua o fuentes cercanas para aliviar el calor.