Cómo empezar en el mundo del bricolaje

El bricolaje se ha convertido casi en un estilo de vida para muchas personas. Un hobbie, o en otros casos un reto para poder empezar proyectos propios que cumplan una función determinada. Ya sea para crear espacios totalmente personalizados, como para remodelar y restaurar muebles, o como forma de entretenimiento. Muchos son los objetivos iniciales, pero para ello es necesario contar con todo lo necesario para ponerse a ello. Yo voy a contar como empecé en este mundillo y por qué me gusta tanto.

Mi experiencia con el bricolaje

Este artículo no es para convenceros de que el bricolaje es una gran opción, simplemente quiero contar cómo me ha ido a mí en estos años que he ido realizando algún que otro proyecto y cómo me he preparado para ello. Para aquellos que quieran iniciarse, lo que no hay que tener en miedo a equivocarse. Si bien, empezar con un proyecto grande desde el principio quizás es algo prematuro, yo recomiendo ir poco a poco, de menos a más.

Yo empecé tapizando algunos muebles, pintando alguna que otra cómoda o silla, practicando con objetos de decoración… y de ahí pude pasar a retos más grandes como los que puedo realizar hoy en día. Pero para ello, la experiencia es un grado, y también las ganas y los materiales y herramientas, y el espacio, del que dispongas, y eso es lo que quiero resaltar ahora.

Cómo prepararse

Yo aconsejo siempre que alguien me pregunta que tengan muy presente el objetivo y el proyecto que se quiere hacer. Aunque se tenga experiencia yo prefiero ser cauta, y por ello lo que suelo hacer es informarme antes, y mucho. Leo artículos, veo tutoriales y vídeos y me hago mi idea previa, con lista incluida, de todo lo que necesito. Qué tipo de material comprar, cuánta cantidad, y que no se te olvide comprar herramientas de bricolaje si es que no tienes ninguna. Tanto las más habituales, como aquellas precisas para cada caso. Puedes comprar herramientas online a buen precio, o acercarte a la ferretería más cercana y preguntar. Otro consejo que doy es que dispongas de un espacio preparado, o al menos un rincón donde poder trabajar a gusto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *