La pregunta del millón – ¿Cuánto tiempo requiere escribir un post?

Esta es una de las preguntas que más veces me han formulado mis alumnas de los cursos que realizo sobre “cómo optimizar un blog”, “cómo convertirte en un blogger de éxito” o “cómo escribir contenidos que susciten interés a tu audiencia o comunidad”.

Sin duda, la inversión que cada persona dedica a la hora de plantear un post es totalmente subjetiva. Hay bloggers que únicamente necesitan poco tiempo de preparación antes de difundir una publicación mientras que, otras, invierten horas recopilando información y repasando el contenido. La gestión del tiempo de cada individuo es libre, siempre que cada blogger encuentre una rentabilidad en el tiempo invertido.

En  mis cursos, aconsejo que cuando se destinan horas de trabajo en realizar guías extensas de algún tema en concreto, que realmente aportan un valor añadido al usuario, que resultan interesantes y que incluyen contenido de calidad, tenemos que pedir a los usuarios una acción a cambio por esa tarea que nos ha costado tanto tiempo sacar adelante.

Formas de monetizar nuestra inversión realizando contenidos

1.- Cobrar una pequeña cifra a cambio de contenido realmente valioso. Profesionales tan reputados como Alex Navarro o Vilma Núñez son expertos en realizar este tipo de acciones en su blog. En numerosas ocasiones publican tutoriales, guías u ofrecen recursos visuales, en el caso de Vilma Núñez, a cambio de un pago poco costoso.

2.- Ofrecer contenido a cambio de una interacción en la red social. Esta práctica la lleva a cabo otro gran profesional del sector SEO, Chuiso. A través del plugin OnePress Social Locker se puede bloquear contenido y mostrarlo únicamente a aquellos usuarios que se han tomado el interés de compartir tu post por redes sociales.

3.- Crear ebooks y venderlos. Cada vez más profesionales del marketing digital se suman a la redacción de ebooks y a venderlos en su página web. El precio de los ebooks suele ser siempre mayor porque requiere de más horas de trabajo y ofrecen mayor número de páginas de contenido.

No obstante, este tipo de contenidos se pueden rentabilizar únicamente si el contenido es valioso. Jamás se puede poner a la venta o forzar al usuario a que realice una interacción en social media por el intercambio de un contenido si éste es de mala calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *