Qué es la hiperhidrosis y cómo tratarla

En este artículo hoy voy a hablar de una patología muy común como es la hiperhidrosis. Antes de nada vamos a definir y explicar qué es la hiperhidrosis para saber cómo hacerle frente. Es una alteración en el cuerpo que afecta a un porcentaje de la población cercano al 3%, así se estima, y que suele crear complejos, sobre todo, a la hora de relacionarse con los demás. Por ello voy a proponerte unas pautas y vamos a analizar algunas opciones para combatir esta enfermedad.

Qué es la hiperhidrosis

La hiperhidrosis se manifiesta como una sudoración excesiva en ciertas partes del cuerpo humano sin que guarde relación con agentes externos o temperaturas altas. Pese a que muchos pienses que se trata de una afección en la capa de superficial de la piel, no se trata de una alteración dermatológica, sino que guarda relación con el sistema simpático.

Este exceso de sudoración sobre todo se produce en unas determinadas partes del cuerpo como son las axilas, las manos y pies o la zona púbica. Esto en parte se debe a que en esas zonas se encuentran una gran cantidad de glándulas sudoríparas.

Existen varios grados y niveles de hiperhidrosis, por lo que siempre es conveniente contar con el apoyo y el estudio de un profesional médica que será el que pueda orientarte en qué procedimientos son los más efectivos para cada caso. Para ello existen clínicas de estética especializadas en dar solución a este tipo de patologías.

Cómo tratar el exceso de sudoración

La hiperhidrosis es un problema, sobre todo a la hora de socializar y entablar relaciones, ya que siempre es un hándicap. No obstante, hay procedimientos para frenar y reducir este exceso de sudoración sin previo aviso. Uno de los más utilizados y efectivos y que me gustaría destacar es el del Botox, sí el Botox.

Con unas inyecciones en los puntos afectados se puede hacer disminuir la sudoración en cerca de un 70%, todo un gran paso para todos los que sufren de este tipo de afección. Es un tratamiento que se va aplicando por sesiones cada cierto tiempo y que ponen la base para poner freno al sudor y mejorar, de este modo, la calidad de vida de estas personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *